DISCURSO DE LA CONTRALORA GENERAL YENDI ALEJANDRA SAMPIERI DE LA VEQUIA, DURANTE EL ACTO CÍVICO A LA BANDERA

 

Xalapa, Ver., Lunes 14 de Mayo, 2018.

Explanada Central de la Ciudad Judicial de Xalapa.

 

BUENOS DÍAS,

QUIERO EXPRESAR MI AGRADECIMIENTO AL MAGISTRADO PRESIDENTE EDEL HUMBERTO ÁLVAREZ PEÑA, POR LA INVITACIÓN A PRESIDIR ESTE ACTO CÍVICO.

AGRADEZCO LA PRESENCIA DE MAGISTRADAS Y MAGISTRADOS, Y DE LAS CONSEJERAS QUE HOY NOS ACOMPAÑAN.

TAMBIÉN AGRADEZCO A LAS Y LOS SERVIDORES PÚBLICOS DE JUZGADOS, SALAS Y ÁREAS ADMINISTRATIVAS QUE NOS ACOMPAÑAN ESTA MAÑANA.

ASÍ COMO A LA ESCUELA “GUILLERMO HERNÁNDEZ CASTELLANOS”, POR BRINDARNOS SU APOYO PARA LA CELEBRACIÓN DE ESTE ACTO.

Es un honor poder participar en este Homenaje y dirigir este mensaje a todos ustedes.

Inicio citando a José Vasconcelos:

“Al decir educación me refiero a una enseñanza directa de parte de los que saben algo, a favor de los que nada saben; me refiero a una enseñanza que sirva para aumentar la capacidad productora de cada mano que trabaja y la potencia de cada cerebro que piensa.

“La ignorancia es la causa de la injusticia, y la educación suprema igualitaria, es la mejor aliada de la justicia”.

Retomando esta cita confirmo que la educación es la herramienta que más influye en el avance y progreso de las personas y por consiguiente de las sociedades. Ésta contribuye a lograr una sociedad más justa, productiva y equitativa.

En este sentido, y con motivo del Día del Maestro que se conmemora en nuestro país el día de mañana 15 de mayo, debemos reconocer la gran labor que realizan día a día los Maestros de nuestro país, ya que tienen en sus manos la responsabilidad de guiar a niños y jóvenes que más tarde serán los ciudadanos que muevan y dirijan al país; de ahí reviste la gran importancia de que las nuevas generaciones reciban educación de calidad.

Si queremos una sociedad más justa, en la que no exista la corrupción, debemos promover la educación y los valores en los niños y jóvenes para sembrar la semilla de la justicia y de los valores que germinarán más tarde para nutrir al país de buenos y mejores ciudadanos, conocedores de sus derechos y obligaciones.

Con nuestro actuar impactamos en la vida de las nuevas generaciones; en este sentido y como servidores públicos del Poder Judicial debemos regirnos bajo los principios contenidos en la Ley Orgánica del Poder Judicial, el Código de Ética y de Conducta; y las disposiciones tanto federales como estatales con respecto a las responsabilidades administrativas de los servidores públicos.

Pero en esta ocasión y atendiendo a que estamos en el mes de Mayo, mes de declaraciones, enfatizaré sobre la cultura de la prevención y abatimiento de prácticas de corrupción e impulsando la calidad.

Es importante puntualizar sobre dos conductas:

La transparencia y la rendición de cuentas que son dos ejes fundamentales de la legitimación de los recursos y del bien proceder de los servidores públicos.

La obligación de declarar nuestra situación patrimonial y de intereses constituye un acto imprescindible para acabar con la corrupción en el país, obligación que constriñe en transparentar nuestros recursos y conciliar nuestra evolución patrimonial, otorgando con esta manifestación expresa la certeza que la sociedad requiere y el cumplimiento de las normas que nos rigen.

A razón de lo anterior y atendiendo a la obligación de cumplimiento, el personal de la Contraloría se encuentra a disposición de todos los servidores públicos del Poder Judicial, poniendo a su disposición nuestras líneas de atención, tanto remotas a través de asesoría telefónica, y vía electrónica y personalizada en las instalaciones de esta Contraloría.

Muchas gracias y que tengan todos una linda semana.